Friday, July 14, 2017

ASTROLABIO y las lámparas que iluminan a la nueva escena progresiva italiana


HOLA, AMIGOS DE AUTOPOIETICAN, LES SALUDA CÉSAR INCA.

El grupo italiano ASTROLABIO ha publicado hace poco su nuevo disco, el cual se titula “I Paralumi Della Ragione”: más exactamente, la salida al mercado de este disco (el tercero en su haber, aunque el primero fue publicado con el nombre anterior de la banda) tuvo lugar en el pasado mes de febrero a través del sello Andromeda Relix aunque ya se enunciaba en las redes de Youtube y Bandcamp desde fines del año anterior. Este cuarteto está conformado por Michele Antonelli  (canto, guitarras y flauta), Massimo Babbi (teclados), Paolo Iemmi (canto y bajo) y Alessandro Pontone (batería). Este grupo ya nos había sorprendido gratamente con su anterior ítem “L’Isolamento Dei Numeri Pari”, del año 2014, para ahora demostrarnos que han sabido reforzar a punta de ingenio y vigor el camino sinfónico retro que se ha trazado. Vayamos adelantando que “I Paralumi Della Ragione” es un disco solvente y redondo. A lo largo del disco que ahora nos ocupa, el grupo cuenta con los apoyos ocasionales del guitarrista Marco Ciscato – también productor del álbum en cuestión –, el flautista Andrea Calzoni, la violinista Lucia Caffini y los vocalistas Francesca Marangoni y Massimo Piubelli. Una mención especial va también para el pequeño hijo de Michele Antonelli que se llama Zeno, quien a su tierna edad de 4 años hace su debut en el mundillo progresivo aportando algunas voces para el sexto tema del disco.


Comenzando con un ambiente de ruidos de grillos y de una suave brisa de amanecer, ‘Dormiveglia No. 1 (Black)’ abre el álbum con unas cálidas escalas de guitarra acústica al modo de una minúscula obertura que abre la vía por donde ha de emerger la primera pieza propiamente dicha del álbum: ‘Nuovo Evo’. Esta canción se edifica sobre un groove razonablemente complejo por encima del cual el nervio de los guitarreos focaliza sus sofisticadas estructuras; mientras tanto, los teclados se concentran predominantemente en la elaboración de atmósferas y el desarrollo de ocasionales solos que complementan a los de guitarra. Con este despliegue de sofisticada musculatura, el grupo inicia con buen pie el álbum, y a continuación sigue la dupla de ‘Una Cosa’ y ‘Pubblico Impiego’ – ocupando en total un espacio de 14 minutos – para que se siga asentando la proyección musical en curso. En su punto de partida, ‘Una Cosa’, el cuarteto elabora mecanismos de expresividad sutil y reflexiva con el propósito de crear una atmósfera que gradualmente pueda envolver al lirismo espléndido en torno al cual gira el tortuoso cuerpo central. La presencia de la flauta resulta vital para impulsar la riqueza de matices. Sin duda, hemos encontrado aquí el primer cénit del disco y con ‘Pubblico Impiego’, el grupo se propone perpetuar este golpe de autoridad con el ágil empleo de ilaciones para diversos motivos. En todo caso, la fiereza sonora está más acentuada en esta canción en comparación con cualquiera de las dos precedentes. También se siente crucial la aparición de tonalidades Tullianas a la flauta a la hora de enriquecer una serie de riffs recurrentes. ‘Arte(Fatto)’ tiene un esquema de balada y eso da pie a que se exponga  texturas diferentes para las obsesivas pasiones líricas de ASTROLABIO. El esquema instrumental intimista se sostiene exclusivamente con el dúo de guitarra acústica y piano; respecto al posludio de piano, se trata de un pasaje que refleja una grisácea belleza bajo el ropaje de una languidez otoñal.



El breve tema instrumental ‘Otto Oche Ottuse’ (dura menos de 2 ¾ minutos) está a cargo mostrarnos una perfecta fusión de los universos de JETHRO TULL y los PREMIATA FORNERIA MARCONI de los primeros discos en cuanto al desarrollo melódico, aunque la dupla rítmica va más por el lado de una garra filuda al modo de MALIBRAN y NUOVA ERA. De todos modos, su función principal parece que es la de operar como interludio preparatorio para la emergencia de ‘La Casa Di Davide’, la canción más extensa del disco con sus poco menos de 10 ½ minutos de duración. De hecho, podemos describirla como canción guardiana de las facetas más rotundamente fastuosas del ideario estético de ASTROLABIO. ‘Sui Muri’ tiene asignada la difícil misión de suceder al extrovertido esplendor épico de ‘La Casa Di Davide’, y lo hace desarrollando una idea totalmente diferente: un despliegue de espiritualidades poéticas sobre un esquema rítmico razonablemente constreñido que calcula sus tiempos para permitir algunos momentos de sobria explosividad. De hecho, este último factor es el que predomina en el sustento del impactante clímax conclusivo. Asistimos aquí a un encuentro entre los mundos de los ALPHATAURUS y los GENESIS de la etapa 73-77: el rol de los teclados es muy importante para causar esta impresión. El epílogo del disco es brindado por la breve pieza ‘Dormiveglia #2 (Bird)’, la cual vuelve al clima delicadamente sosegado del prólogo pero con la presencia añadida de la flauta: cerrar la puerta e irse en coche marca el momento final con el que se completa cabalmente el círculo dibujado por el viaje musical para el sendero musical que diseñó el grupo para este repertorio. En conclusión, “I Paralumi Della Ragione” es un disco que confirma a ASTROLABIO como una banda situada en un posicionamiento de liderazgo dentro del sinfonismo retro-progresivo italiano del nuevo milenio.


Muestras de “I Paralumi Della Ragione”.-


3 comments:

Alberto torró said...

Hola amigo Cesar. De todos los blogs que seguimos por la red el suyo es de los más interesantes y mejor escritos. Soy Alberto Torró uno de los redactores del Blog Rockliquias que hacemos aquí en España. Somos gente muy veterana en este estilo de música y bastante críticos con muchas de las corrientes pseudo-progresivas actuales más próximas al post rock o al metal que confunden a los más jóvenes. Yo crecí a la par que los clásicos del género y ya estoy al borde de la jubilación. Mi compañero y amigo JJ Iglesias colaboró en El Mellotrón Argentino en su momento y ambos creamos las revistas Lunar Suite y Atropos en los 90. Seguimos reivindicando el rock progresivo en España y en general toda la buena música rock y electrónica. Le invito a que conozca nuestro blog que por otra parte tiene ya muchos seguidores. Gracias por su atención y un saludo desde Zaragoza. España.

César Inca Mendoza Loyola said...

Gracias por el elogio: yo soy hispano-peruano que radica en Lima desde antes de los 20 años de edad pero que orgullosamente nación en Cádiz, "La Tacita de Plata".

Gracias también por la invitación a leer Rockliquias, cosa que de todas maneras notaré en mi agenda.

César Inca Mendoza Loyola said...

Por otro lado, no soy muy dado a jugar a los juegos de antagonismos entre los "auténticos" y los "pseudo" progresivos, pero bueno, la cosa es que cuando me interesa mucho un grupo o me gusta mucho un grupo, procuro hallar tiempo para hacer una reseña sobre su obra y publicarla aquí.

Por otro lado, repito mi agradecimiento por la recomendación en el post original.

César Inca